Contact Now

Contact Our Attorneys Today

Contact Us (203) 697-8364

Divorcio

La Definición de Divorcio

La definición legal de divorcio es simplemente “la disolución de un matrimonio a través de una sentencia legal.”  Los trámites legales del divorcio generalmente incluyen la división de propiedad, manutención, o mantenimiento financiero por una de las partes a la otra, tanto como pensión alimenticia y custodia de los menores, si hay hijos menores en el matrimonio.  El proceso legal de estos asuntos se denomina “derecho familiar.”

El proceso judicial completo de un divorcio puede ser complicado, caro y extenso, especialmente si hay muchos puntos de disputa entre las dos partes.  Sin embargo, existen procesos judiciales de divorcio que pueden ultimarse en un tiempo corto y sin mayor trámite legal.  Estos tipos de divorcios generalmente no incluyen propiedades ni hijos.

El Divorcio Colaborativo

Un concepto relativamente nuevo en derecho familiar es el Divorcio Colaborativo, en el que se evita el prolongado y costoso proceso legal. Un Divorcio Colaborativo, entonces, trata de evitar la litigio correspondiente a los trámites judiciales de divorcio.

El Divorcio Colaborativo obliga a las dos partes a trabajar unidas con los abogados para evitar el litigio y lograr un acuerdo mutuo en los varios temas propios de la disolución de un matrimonio; incluyendo la separación de la propiedad conyugal, la pensión alimenticia y la manutención y custodia de los hijos.

Las Leyes Federales Sobre el Matrimonio

Cada estado tiene sus propias leyes de divorcio, aunque ha habido casos en que las cortes federales han intervenido en la institución del matrimonio.  La única situación en que la Corte Suprema emitirá decretos relativos al matrimonio es cuando se encuentren comprometidos temas dentro del ámbito de contenido de la Declaración de Derechos.

El ejemplo más reciente en que las cortes federales emitieron leyes que afectaron la institución del matrimonio fue la legislación del 26 de junio de 2015, cuando la Corte Suprema permitió el matrimonio entre personas del mismo sexo en los 50 estados.  En 1967 la Corte Suprema abolió una ley de Virginia que determinaba los matrimonios interraciales como ilegales, poniendo, de esta manera, un punto final a la segregación racial en el matrimonio en los 50 estados, los territorios y el Distrito de Columbia.

Las Leyes de Divorcio en Maryland, Virginia, y DC

Aunque las leyes de divorcio varían de estado a estado, hay algunas leyes predominantes, de alguna manera, entre los estados.  Por ejemplo: un tiempo mínimo de residencia en el estado donde una de las partes procura tramitar el divorcio.  En Washington D.C. y en Virginia, la parte interesada debe haber residido un mínimo de seis meses.  En Maryland, ambas partes deben residir en el estado un mínimo de un año antes de procurar el divorcio, y en algunos casos la ley de Maryland requiere una residencia en el estado de al menos dos años.

Si bien Washington y Virginia reconocen el divorcio “no contencioso” siempre y cuando los requisitos de residencia sean cumplidos, existen ocho argumentos de divorcio que Maryland reconoce: separación voluntaria, adulterio, prisión, y deserción. En Maryland cualquier argumento presentado como razón para divorcio debe de ser probado en la corte antes de que la disolución del matrimonio sea otorgada.

Cuando hay menores involucrados en los litigios de divorcio, los tribunales de todos los estados procuran proteger los intereses de los menores.  A menudo las cortes de Washington D.C., Virginia y Maryland emitirán un mandato jurídico para que los padres asistan a clases de habilidades parentales, especialmente si la custodia del menor es uno de los temas en disputa.  Las cortes también determinarán la manutención de los hijos en base a las situaciones financieras de las partes.